Nuestro Favorito:

Robot Botley

Botley, un robot con muchos secretos

Durante las últimas semanas, en Educarobotics hemos procurado analizar propuestas novedosas de robots programables que buscasen alternativa al eterno uso de las pantallas que supuestamente debe ir asociado a este tipo de propuestas de aprendizaje para niños. Hoy os traemos una opción que nos ha llamado mucho la atención: Botley.

Botley se enmarca dentro de las propuestas tecnológicas orientadas a enseñar a nuestros peques todo lo relativo sobre las disciplinas STEM. Con Botley, podrán aprender pensamiento lógico y secuencial, aprenderán a colaborar juntos para resolver problemas complejos y además, como siempre, se lo acabarán pasando en grande.

Nombre
Imagen
Valoraciones
Opiniones
Precio
Nuestro Favorito
Robot Botley
Robot Botley

Este robot programable para niños es perfecto para iniciarse en los procesos de codificación. Lejos de necesitar alguna experiencia previa, Botley supone un muy buen punto de partida para aquellos padres que están interesados en que sus hijos vayan aprendiendo poco a poco las disciplinas y habilidades del mundo del futuro.

01
Nuestro Favorito

Robot Botley

Programación sin pantallas

  • Los peques aprenderán conceptos de codificación, de inteligencia lógica como «si/entonces» y desarrollarán pensamiento crítico.
  • Los niños programarán a Botley para que ejecute una serie de pasos, esquive obstáculos, haga maniobras en la pista y mueva objetos.
  • Botely incluye características ocultas y «huevos de pascua» para que encuentren los jugadores; por ejemplo, haz que Botley diga hola o haz que se maree.
  • Recomendado para edades de 5 a 9 años.
  • Botley cuenta con un sensor en su parte inferior que permite al robot seguir la línea negra que se crea con las tarjetas.
  • 13cm de ancho x 7 cm de alto x 8.5 cm de profundidad.
  • Programador remoto fácil de usar.
  • Brazos de robot desmontables.
  • 40 tarjetas de codificación.
  • Requiere 3 pilas AAA para el robot y otras 2 pilas AAA para el mando.
  • 6 tableros estilo puzzle para utilizar a doble cara.
  • 27 piezas de construcción: 2 conos, 12 cubos, 2 banderas, 8 postes, 2 pelotas, 1 objetivo y unas pegatinas.
  • 40 cartas de programación.
  • Manual con 10 retos...Leer más
VER OFERTAS EN AMAZON

Lo primero que debemos destacar de Botley es la gran presentación de su producto a nivel de packaging. En la caja todo está organizado a la perfección y es muy sencillo tanto sacar como volver a introducir el robot en su sitio. Por supuesto, ya viene completamente montado por lo que, una vez fuera, solo nos queda comenzar a jugar con él.

Como hemos comentado, Botley no se programa utilizando pantallas. En su lugar, cuenta con un gran mando donde podremos ir dándole todas las instrucciones necesarias. Con el mando, puede memorizar hasta 80 pasos que luego reproducirá cuando le demos al botón correspondiente. Con esto, nuestros peques tendrán diversión asegurada.

Botley está destinado a niños de entre 4 y 9 años que no hayan tenido experiencia previa con la programación. Constituye una opción perfecta para aquellos padres que busquen el primer robot programable con el que familiarizar a sus peques con el mundo de las disciplinas STEM y prepararlos para más adelante.

Botley cuenta con varios modos de juego. Por un lado, puede utilizar su sensor infrarrojo para seguir una línea negra en el suelo y, de este modo, nosotros mismos podemos ir determinando su camino. Por otro lado, a través del mando, podemos programar todas las acciones que haga, pudiendo evitar obstáculos o mover otros objetos por la habitación.

Este robot programable tiene un aspecto muy simpático que encandilará a nuestros peques nada más conocerlo. Tiene dos ruedas y dos ojos enormes. Para cada acción emite un pequeño ruido y, lo que más nos ha sorprendido, es que tiene secretos por descubrir: podemos hacer que se maree o, a través de ciertas instrucciones, conseguir que nos diga hola.

Después de unas horas con Botley, hemos de reafirmar el carácter iniciático de este robot programable. La ausencia total de pantallas, la simplicidad de las instrucciones que puede realizar o los rasgos simpáticos de este robot, constituyen rasgos perfectos para que los más peques de la casa comiencen a hacer sus pinitos en las disciplinas STEM.

Además, este robot es perfecto para que jueguen con amigos o con sus hermanos. Dado que controlar las acciones que hace Botley al tiempo que se prepara el campo de juego requiere bastante dedicación y concentración, es perfecto para que se pongan de acuerdo, colaboren y sincronicen sus acciones para ser capaces de llevar el juego hasta el final.

Por último, nos ha encantado que Botley cuente con “huevos de pascua” o secretos por descubrir. Investigar para conocer todo lo que puede ofrecer este pequeño amigo es una delicia, ya que siempre nos motivará a seguir jugando con él en busca de sonidos o reacciones de Botley que aún no hayamos sido capaces de descubrir.

Guía de compra de Botley

A nivel de precio, Botley es bastante competitivo y está por debajo de lo que suele costar un robot de estas características. Su precio ronda los 65€ y, al tener un rango de edad de los 4 a los 9 años, no habrá problema en rentabilizar la inversión.

Para funcionar Botley necesita 3 pilas AAA y el mando con el que va, otras 2 pilas AAA. Aparte de esto, no necesitaremos nada más para jugar con él, tan solo sacarlo de la caja y tener muchas ganas de aprender y divertirnos.

A continuación, os destacamos las principales características de Botley:

  • Orientado para niños de entre cuatro y nueve años
  • Perfecto para iniciarse en el mundo de las STEM
  • Necesita 5 pilas AAA para funcionar (3 para el robot y 2 para el mando)
  • Puede memorizar hasta 80 pasos programables
  • Cuenta con sensor infrarrojos, de distancia y de sonido
  • Robot programable sin pantallas

VER OFERTAS EN AMAZON