Educarobotics: todo sobre robótica para niños

El aprendizaje y la diversión siempre han sido dos aspectos enfrentados durante nuestra niñez. Parece que lo segundo siempre era una recompensa por haber cumplido por lo primero. Por suerte, estamos viviendo un cambio de paradigma que está borrando de un plumazo esa ficticia barrera.

Una de las nuevas ramas del aprendizaje es la enseñanza en STEM, siglas en inglés que vienen a significar CIENCIA, TECNOLOGÍA, INGENIERÍA y MATEMÁTICAS. En el mercado podemos encontrar multitud de productos que nos ayudan a aplicar esta nueva concepción de la enseñanza con nuestros hijos.

Si bien es cierto que no van a sustituir la educación tradicional, los robots para niños pueden ayudar a desarrollar el pensamiento crítico y la capacidad de resolución de problemas de nuestros hijos. Gracias a estos juguetes, podemos ayudar a los peques a reforzar su multitud de habilidades.

Por ejemplo, gracias a la utilización de la robótica educativa, los niños pueden desarrollar su pensamiento analítico. La robótica infantil es especialmente útil para generar problemas que requieren la descomposición de los mismos en distintas partes.

Así, de este modo, los niños tienen que colaborar los unos con los otros para descomponer el problema en distintas partes, módulos o tareas. De este modo, incentivamos aspectos fundamentales en el aprendizaje como pueden ser la creatividad o la innovación.

Estos juguetes no solo están pensados para jugar de forma individual, sino que pueden ser una herramienta excelente para trabajar en equipo. Haciendo que varios niños se junten, por ejemplo, a programar laberintos y a tratar de resolverlos con el Bee Bot, haciendo que florezcan sus habilidades sociales y de colaboración.

La robótica infantil tiene además la ventaja de despertar el interés por la ciencia en los niños a través del juego. La idea es esa, aprender jugando. Así, logramos transmitir los conocimientos de asignaturas tradicionales de una forma más atractiva e integradora, creando entornos de aprendizaje que a través de la interacción logran transmitir a los niños enseñanzas específicas.

Hay que puntualizar que, cuando pensamos en estos robots, la mente se nos va inmediatamente a aspectos científicos, a matemáticas o a ingeniería. Pero no necesariamente tienen que ir unívocamente a enseñar estas disciplinas. Lo bueno, como comentamos, es que pueden servirnos para enseñar a nuestros hijos materias como la historia, la lengua o la geografía, a través del juego y la interacción.

Y por supuesto, no podemos olvidarnos a nivel de futuro lo que significa poder crecer con la oportunidad de jugar con robots desde pequeños. El mundo ya se mueve a través de la tecnología, vivimos inmersos en la tercera revolución industrial y cada día experimentamos cómo los trabajos tienen cada vez más un cariz más tecnológico.

Por suerte o por desgracia, las opciones pueden ser abrumadoras. Pero no te preocupes, en Educarobotics vamos a ir buscando estudiando las mejores opciones para tus hijos. Una a una, desgranaremos las principales características de algunos de los mejores robots para niños del mercado, para que puedas decidir con lujo de detalles la mejor opción para tus pequeños.

¡Bienvenido a Educarobotics!